Vanessa Joachin Bolaños

Con el propósito de mejorar las instalaciones a favor de la seguridad de la comunidad universitaria, la Secretaría Administrativa de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán realizó en el periodo vacacional algunas obras en Campo Uno y Campo Cuatro. Para conocer más acerca de ello, entrevistamos al licenciado Jesús Baca Martínez, secretario administrativo de la Facultad, quien afirmó que todas estas obras están pensadas, en principio, en los estudiantes.

“Se está construyendo a un costado de la biblioteca un acceso para vehículos de emergencia, porque la mayor parte de las carreras de Campo Uno están relacionadas con la Química y utilizan reactivos, muchos de ellos inflamables. Por eso se pensó abrir ese espacio, para dar acceso a un camión de bomberos, ambulancia o cualquier vehículo que requiera ingresar de forma inmediata”.

“Este camino –recalcó­– está a punto de concluirse. Únicamente se espera la aprobación del Municipio de Cuautitlán Izcalli para romper la banqueta y nivelar el acceso para que quede a nivel de la calle”. Además, se está aplanando el terreno que se encuentra ubicado detrás de la biblioteca, que durante mucho tiempo fue utilizado como cancha deportiva.

“Este espacio, de aproximadamente 80 metros de largo, se va a nivelar, rellenar y en él se va a colocar una carpeta asfáltica, primero con una base en frío y después con una base de calor, y sobre ella se colocará pasto sintético, lo cual permitirá que se pueda practicar este deporte de forma más segura”, afirmó el secretario.

Destacó que junto a esta cancha se construirá un pequeño edificio de dos niveles: la planta baja será para baños y vestidores para quienes usan este espacio; la parte superior tendrá un comedor para trabajadores administrativos. Igualmente, sobre el gimnasio al aire libre, se levantará una estructura de acero tubular con un techo de policarbonato.

En Campo Cuatro se sustituyeron unas lozas de pisos de concreto de la zona de Ingeniería Agrícola y durante el semestre se continuará trabajando en la sustitución de todos los concretos fracturados. También se trabajó en la iluminación del costado oriente de la Unidad de Seminarios, sobre la vialidad interior que va hacia la puerta número dos.

“Se colocaron 13 luminarias, con lo que se complementa el trabajo de iluminación hecho que va desde la CUSI Almaraz al estacionamiento de Agrícola, donde se habían instalado una serie de lámparas sobre el pasillo y el andador peatonal”.

Los trabajos de mejora también incluyeron la remodelación de las oficinas de los departamentos de Personal, Vinculación y Evaluación de Sistemas y procedimientos administrativos. “Son áreas a las que no se les dio mantenimiento desde hace muchos años, por ende, el espacio ya resultaba poco funcional y agradable para laborar”, destacó.

Otra más de las labores de reacondicionamiento fueron los sanitarios ubicados en la entrada del Auditorio de Extensión Universitaria y la instalación de luminarias en el perímetro del Centro de Asimilación Tecnológica (CAT), lo que brinda mayor seguridad a los estudiantes y trabajadores que asisten a dicho lugar.

El secretario administrativo afirmó que en su mayoría estos trabajos, junto a los del mantenimiento general como la revisión de mobiliario de salones, lámparas, focos, chapas, pintura, entre otros, fueron realizados con una parte de los ingresos extraordinarios de la Facultad y con cerca del 20 % de apoyo de la Secretaría Administrativa de la UNAM.

 

Anuncios