Históricamente, la agricultura es un tema de disfunción, ya que se ha enfrentado a diversos conflictos e intereses que condicionan su productividad, desarrollo y crecimiento. A esto, se suma el contexto del campo, que enfrenta una creciente migración de su población hacia las ciudades a razón de la industria que solicita esta mano de obra.

Sin embargo, la UNAM, en esta su “Facultad Agrícola”, como suelen llamar a la FES Cuautitlán, en conjunto con el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), lleva más de 20 años desarrollando y experimentando con distintas variedades de maíz, lograndoobtener una especie única.

Reconociendo la importancia que tiene el campo para nuestro país, la doctora Margarita Tadeo Robledo, el doctor Job Zaragoza Esparza y el MVZ Valentino Villalobos García organizaron Un Día de Campo en la FES Cuautitlán, una actividad que se hizo extensiva a las comunidades de Ingeniería Agrícola, Medicina Veterinaria y Zootecnia, Ingeniería en Alimentos, así como a miembros de distintas localidades aledañas a la Facultad.

El fin del TLC, un beneficio para el campo en México

El doctor Alejandro Espinoza Caderón dijo en su conferencia que, por lo menos en el aspecto agrícola, el fin del TLC entre México celebra con EUA y Canadásería lo mejor que podría pasarle al campo mexicano, pues en la actualidad éste produce una de las tres partes que se requieren para satisfacer la demanda nacional; el resto es cubiertomediante la importación de maíz de la nación norteamericana.

Por este motivo, destacóque el día de campo organizado por la FES Cuautitlán es el escaparate ideal para conocer distintas variedades de maíz y para obtener un mejor provecho de la granja a través del ganado y el procesamiento de alimentos, por ejemplo, en la elaboración de quesos o cortes cárnicos, todo ello con recursos generados por la misma granja.

En otra plática, el doctor Zaragoza habló de la importancia del maíz forrajero, el cual constituye la base de la alimentación del ganado bovino productor de leche dado su alto contenido energético. Comentó además que el maíz ensilado tiene un índice mínimo de merma, por tanto,es indicador de losmismos beneficios, como comprobaron al visitar las distintas zonas en las que se pudo apreciar el manejo de vacas, borregos y conejos, mismos que brindan mayor rentabilidad al agricultor.

Finalmente la doctora Tadeo agradeció a los asistentes y les recordó que esta Facultad, en conjunto con el INIFAP, ha invertido más de dos décadas en la investigación para lograr especies únicas y mejores para el maíz que se cultiva en este país. Así, variedades como el maíz puma, forrajero, V53A, H47, 1137, 1168,  Centli Puma, Cuxi Puma, Oro Plus, Euro ligo, entre otros, representan la ardua labor que la FES Cuautitlán realiza de maneramultidisciplinaria.

Rodrigo Pérez Maldonado

Anuncios