Por décima segunda ocasión, la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán, a través del Laboratorio de Investigación en Energías Renovables, realizó el Congreso Científico tecnológico de las carreras de Ingeniería (IME, Industrial e ITSE), que contó con el apoyo del proyecto PAPIME PE102015 y la organización del doctor Víctor Hugo Hernández Gómez.

En la inauguración, el director de la Facultad, maestro Jorge Alfredo Cuéllar Ordaz, detalló que la actividad surge de un PAPIME, proyectos que mejoran la práctica educativa en favor de la enseñanza de los alumnos de la institución. Por esto mismo calificó al congreso como un esfuerzo extra de los académicos responsables. En la ceremonia de inauguración también estuvieron presentes el doctor José Francisco Montiel Sosa, secretario general, el doctor Hernández, y dos de los conferencistas invitados.

Inmediatamente después del acto, la doctora Socorro Valdez Rodríguez, del Instituto de Ciencias Físicas de la UNAM, presentó el tema “Interacciones moleculares de líquidos iónicos. Teoría y aplicaciones”. Durante ésta explicó que estos compuestos, exclusivamente formados de iones, son utilizados en la industria de alimentos, en su conservación dada su capacidad antimicrobiana, además de que pueden ser usados como sensores.

En su conferencia, el doctor Said Robles Casolco, investigador de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, habló del “Metal Foam”, un material al que llegaron a través de técnicas metalúrgicas y que gracias a su gran cantidad de poros (resultado de la sal contenida en su composición) es capaz de absorber sonido e impactos, lo que lo hace un material sumamente factible para la industria automotriz. Algunas otras de las aplicaciones en las que trabaja con su equipo de trabajo es la creación de chalecos y muros usando aluminio puro reciclado.

Durante el último día de actividades, el ingeniero Omar García Olvera, miembro del Laboratorio organizador, habló de la climatización pasiva, en la que explicó los escenarios ambientales, los diseños de vivienda y la manera de conjuntar ambos para adecuar las condiciones climáticas del hogar sin afectar el clima. Por ello dijo que es importante realizar un balance térmico, medir las propiedades psicométricas del aire y la cantidad de personas que habitan. Algunos de los sistemas que mencionó fueron el “muro trombe” o la “trampa de calor”, entre otros, las cuales, no obstante, funcionan diferentes según la latitud.

En el congreso también se presentaron varias ponencias, entre las cuales se pudieron conocer propuestas acerca de educación, como “Reflexiones sobre la práctica docente en la educación en ciencias” y “La metodología del aprendizaje basado en la resolución de problemas para calcular valores propios”; de Ingeniería, como “Diseño de equipo de rotomoldeo” y “Horno de fundición de vidrio”; y de impacto social tal es el caso de “Desarrollo de software para optimizar una instalación fotovoltaica para obtener escuelas públicas autosustentables”.

 

Víctor M. Reyes Flores

 

Anuncios