Uno de los más importantes logros de la FES Cuautitlán fue concebir la Norma Oficial Mexicana (NOM) para analizar mieles y propóleos, resultado de un equipo de profesionales comprometidos en la materia. En consecuencia de ello se creó el Laboratorio de Análisis de Propóleos, el cual tiene lugar en la Unidad de Investigación Multidisciplinaria (UIM) de la Facultad.A tan importante inauguración se dieron cita en la Unidad de Seminarios de Campo Cuatro el maestro Jorge Alfredo Cuéllar Ordaz, director de la Facultad, el doctor José Francisco Montiel Sosa, secretario general, el doctor Tonatiuh Cruz Sánchez, responsable del laboratorio, el MVZ Joaquín Delgadillo Álvarez, director general de Salud Animal de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación  (Sagarpa), el doctor Juan Gay Gutiérrez, director del Centro Nacional de Servicios de Constatación en Salud Animal (Cenapa) de la Sagarpa, y el MVZ Rodrigo Medellín Pico, jefe del Departamento de Prevención y Control del Programa Nacional para el Control de la Abeja Africana (PNPCAA).

“La FES Cuautitlán ha tenido un impacto importante en el contexto nacional en el tema del propóleos, posicionándose así como uno de los más notorios en este sentido”, así lo mencionó el maestro Cuéllar, quien también destacó que el grupo de investigadores involucrados en el proyecto realizan un trabajo multidisciplinario que busca beneficiar a áreas como la agricultura y la ganadería.

El MVZ Delgadillo dijo que como entidad del estado se estará muy atento al trabajo realizado en el laboratorio con la finalidad de brindar el mayor apoyo posible, puesto que se tiene la facultad de vincularlo con los implementados por el Senasica. Por su parte, el doctor Gay agregó que el Cenapa ha intercalado la actividad académica con la profesional, lo que ha generado una relación en la que ambas partes se benefician.

Finalmente, el doctor Tonatiuh Cruz recordó que se trabaja con un producto natural que se ha posicionado como una fuente de recursos que, en otros países, ha crecido generando importantes divisas: “México ha demorado en entrar a este mercado, de ahí la importancia de que se haya creado un laboratorio de tal magnitud”, comentó.

Asimismo, dijo que con la implementación de la NOM será posible extender más fácilmente el trabajado realizado en el laboratorio al hacerse referente en las técnicas. Por último, agradeció el apoyo de la FES Iztacala, facultad que ha estado involucrada desde el inicio de este proyecto.

Como muestra de la multidisciplina de nuestra Facultad, Karla Samanta Hernández Méndez, estudiante de Ingeniería Agrícola, desarrolló un proyecto en una comunidad de Ocosingo, Chiapas, donde se producen productos orgánicos y miel de abeja. Karla se encargó de instruirlos en la técnica de extracción del propóleo, cera y veneno de abeja, beneficiando a esta comunidad.

Rodrigo Pérez Maldonado

Anuncios